Hay características de los hogares que no nos gustan y que desearíamos cambiar sin necesidad de hacer demasiadas obras o cambios. Hoy planteamos 10 consejos para que los techos parezcan más altos, únicamente realizando apuestas decorativas y estéticas.

  1. Procura eliminar cualquier contraste de colores entre la pared y el techo y de esta forma la estética es todo como uno, sin limitaciones que destaquen los límites del techo. En el caso de que quieras añadir un color diferente, elige un color claro para el techo.
  2. Apuesta por muebles bajos que no recargan las alturas y que dan menor sensación de saturación al tener menos piezas.
  3. Utiliza las esquinas para colocar elementos altos y decorativos como plantas, lámparas y otros objetos que aporten un diseño alto y estilizado. El objetivo es que nuestra mirada recorra el espacio de abajo a arriba, haciendo que el techo parezca más alto.
  4. Si tienes cuadros, decántate, preferiblemente, por aquellos de corte vertical, creando la ilusión óptica de que el techo está mal alto. Del mismo modo, deberás hacer con los espejos.
  5. Las cortinas son también un elemento decorativo que nos pueden ayudar a dar más sensación de amplitud a nuestro techo. Si la parte superior de las cortinas está a la altura del tambor de la persiana o más abajo y la parte de abajo le faltan unos 10 cm. para llegar al techo, tus cortinas están haciendo que tu techo parezca más bajo de lo que es.
  6. Crea un punto focal en el suelo que atraiga a todas las miradas y las aleje de aquello que tratamos de disimular, por ejemplo, una alfombra.
  7. Para crear la sensación de que los techos nunca terminan, te sugerimos pintar un zócalo en la parte inferior de la pared de un color más oscuro que el resto.
  8. Huye de las lámparas que cuelgan del techo y apuesta por la iluminación empotrada, como los ojos de buey con halógenos.
  9. Papel pintado, pintura en las paredes, cortinas ….la clave son las rayas verticales que guían el ojo, de nuevo, de abajo a arriba.
  10. En cuanto a las ventanas y cerramientos, apuesta por las que se sitúen del suelo al techo. Eso sí, aquí vas a necesitar un esfuerzo extra en cuanto a obras y remodelaciones.