A la hora de reformar una casa u oficina, una de las decisiones más importantes a tomar es el suelo. El material, el diseño y la disposición del suelo es vital para la nueva estética del espacio, así como conocer las ventajas y beneficios de cada uno de los materiales que existen en el mercado

El mármol es un material que otorga elegancia, distinción y personalidad; presenta gran variedad de diseños y acabados y es un material muy resistente. 

5 Ventajas de los suelos de mármol

  1. Como hemos comentado anteriormente es un material muy resistente a impactos, ralladuras y al paso del tiempo.
  2. Presenta numerosos diseños que permiten infinitas combinaciones y estilos. En Reformas El Baúl, expertos en reformas en Madrid, contamos con mármoles de diferentes formas y colores como verdes, negros y cremas.
  3. Se trata de un material apto para suelos de interior y exterior gracias a sus diferentes acabados.
  4. Pueden volver a pulir o abrillantarse si se ha producido algún desperfecto, por una limpieza incorrecta o debido al paso del tiempo. En cualquier caso, con el tratamiento y mantenimiento adecuado, el suelo de mármol recuperará el brillo y elegancia inicial.
  5. Los colores y tonalidades se mantienen inalterables con el paso del tiempo, sobre todo si se trata de un suelo de interior.

Por supuesto, también presenta algunos factores que pueden ser inconvenientes a tener en cuenta. El mantenimiento es algo complicado debido a la naturaleza propia de la piedra, altamente porosa; aunque hay mármoles más sufridos que otros, en general, no aconsejamos el uso de vinagres o ácidos que puedan corroer el material. Aunque es un material muy resistente, no deja de ser una piedra blanda, por lo que se raya muy fácilmente.

Por otro lado, se trata de una piedra bastante fría, característica a valorar si vivimos en zonas con inviernos más duros. Otra de sus desventajas es el precio ya que supone una alta inversión inicial que debemos plantearnos como una inversión a largo plazo. A pesar de que podamos pulir el mármol, no debemos olvidar que se trata de un material natural y por tanto altamente poroso.

Y por último, y quizás es el inconveniente pero también la cualidad que le ofrece mayor belleza es  que presenta defectos naturales; cada pieza tiene un veteado diferente que puede llegar a dificultar su instalación para hacer que todas las piezas encajen estéticamente entre sí.