Cuando se trata de escoger los colores con los cuales decorar el interior del hogar, muchas personas apuestan por las alternativas más conservadoras, muy posiblemente por temor a invertir una gran suma de dinero en opciones más arriesgadas que no funcionen del todo bien.

Algunos ignoran que escoger los colores adecuados en la decoración del hogar, no solo puede dotar a una estancia de una atmósfera más acorde o placentera, también puede ayudar a que las áreas más pequeñas cobren amplitud; mientras que otras, sumamente grandes, pueden transformarse en espacios más acogedores.

Acrecienta los espacios con color

Muchas personas tienen en casa un cuarto de baño muy pequeño, cocinas verdaderamente chicas o habitaciones en las que francamente se sienten atrapados. Uno de los primeros pasos a seguir al momento de atacar un problema similar, es evaluar el mobiliario y su color.

Agrupar demasiados muebles en un espacio reducido, hará que su percepción sea casi claustrofóbica, al tiempo que perjudicará su apariencia. Es aconsejable escoger mobiliario de color muy claro y aplicar en las paredes tonalidades que se caractericen por ser luminosas.

Un espejo es perfecto para duplicar el espacio y crear una sensación ilusoria de amplitud.

Colores perfectos para ampliar las estancias

Desde luego uno de los colores más aconsejables a usar en espacios estrechos es el blanco, en cualquiera de sus tonalidades. Es una opción probar también con:

Azules en tonos muy claros y brillantes.
Amarillos (en especial aportan calidez a baños o estancias algo frías).
Grises muy tenues. Aunque algunos los subestiman porque los consideran aburridos, transmiten elegancia y un ambiente neutral.

Revestimientos aconsejados para espacios estrechos

Si la estancia a decorar es muy pequeña y el objetivo es otorgarle una apariencia más espaciosa, es importante descartar los ornamentos muy recargados. Revestimientos de cerámica e incluso elementos decorativos muy coloridos o detallados, recargarán el espacio.

En el caso de las superficies decorativas para cocinas y baños, se recomienda el uso de elementos donde predomine lo neutral, incluso las formas geométricas. Mosaicos de color sin adornos, suelen funcionar muy bien y dar un toque sumamente agradable.