Si estás pensando en reformar tu casa y el suelo es uno de los elementos que vas a cambiar, espera un segundo y hazte esta pregunta ¿Sabes qué es el suelo radiante? ¿Conoces otra manera de calentar tu hogar a parte de los radiadores? En reformas El Baúl somos expertos en instalación de suelos radiantes en Madrid. A continuación, te explicamos qué ventajas tiene este tipo de suelo.

Cuando hablamos de suelo radiante, a lo que nos referimos es a un sistema de calefacción que va instalado debajo del piso. Lo que se consigue con este tipo de instalación es que el calor se irradie a través del propio suelo, siendo la distribución del calor uniforme en vez de provenir de puntos determinados, como sucedería si se tuvieran instalados radiadores. En la actualidad se considera de los sistemas calefactores más innovadores y eficientes, habiéndose convertido en uno de los más reclamados para su instalación en las viviendas. Su eficiencia energética la consigue gracias a que no alcanza tan elevadas temperaturas como los sistemas convencionales, lo que también reduce su huella en emisiones de CO2.

Hay dos tipos distintos de instalaciones de suelo radiante, pueden ser eléctricas o de agua caliente, siendo esta última la más utilizada. Su funcionamiento es muy sencillo, a través de un sistema de tuberías (principalmente fabricadas con polietileno) se conduce el agua a una temperatura media de 40ºC, que a través de una superficie radiante, calienta la estancia cediendo el calor. Lo ideal es combinar estas instalaciones con suelos cerámicos, pues son los que aguantan durante más tiempo la temperatura.

Ventajas del suelo radiante

  • A diferencia de los radiadores, con el suelo radiante el calor se repartirá de manera uniforme dentro de la estancia en la que esté instalado, en vez de concentrarse en puntos concretos como pasa cuando se tiene radiadores. El suelo radiante por lo tanto es mucho más útil cuando se trata de calentar espacios amplios.
  • Evita la producción de corrientes de aire, creando un mayor confort y mejorando la calidad del aire.
  • Elevado rendimiento y eficiencia energética con un nulo impacto visual, además de producir menor cantidad de emisiones de CO2.
  • También sirve para enfriar en las temporadas de mayor calor, siguiendo el proceso inverso antes mencionado. En este caso las tuberías se ponen a una temperatura menor que la ambiental, por lo que terminan absorbiendo el exceso de calor.

En definitiva, si necesitas la instalación de un suelo radiante en Madrid, no dudes en consultar con nosotros. Realizamos reformas y decoración en Madrid, especialmente en Fuenlabrada y Móstoles.