¿Tu espacio de la casa favorito es la cocina? Si quieres hacer que cocinar sea un placer, estás en el lugar correcto, porque en El Baúl te ayudamos a reformar tu cocina y adaptarla a cada una de tus necesidades.

Desde la comunidad autónoma de Madrid damos servicio a varias ciudades, entre las que se encuentran reformas en Majadahonda, Pozuelo de Alarcón o Las Rozas. Así que, si consideras este un buen momento para comenzar la reforma de tu cocina, no puedes en ponerte en contacto con nosotros.

Para cocinas estrechas y alargadas:

Si tienes una cocina alargada y estrecha, y no sabes cómo aprovechar bien su espacio, no te preocupes, porque nosotros te damos soluciones. Para empezar, lo ideal es que tu distribución sea del tipo lineal, es decir, que los muebles se ubiquen solamente en una de las paredes para crear una sensación de amplitud y eliminar el agobio que genera el poco espacio. De esta manera, tu cocina parecerá más grande y tú mismo tendrás más espacio de maniobra.

Un objetivo es conseguir una cocina funcional, por lo que te aconsejamos que concentres cerca los fuegos, el fregadero y algún lugar de almacenamiento. De esta manera te tendrás que mover menos y cocinar te será mucho más cómodo.

Aprovechar el espacio, ya que es justo de lo que carecemos, por lo que la instalación de una barra de metal para colgar los utensilios es una buena solución a tener en cuenta. Las pinzas, tijeras, cazos y cucharones ya tienen su sitio, y además te servirán de elementos decorativos.

Por último, tienes que tener en cuenta que los colores y la iluminación de la cocina son fundamentales a la hora de la reforma. Las tonalidades claras van a hacer que tu cocina se vea más amplia y luminosa, por lo que a la hora de escoger, los blancos, cremas o grises claros son una buena opción.

Reformas de cocina El Baúl

Para cocinas en forma de L:

Las cocinas en L son una de las más comunes que se encuentran en los hogares, aunque también necesitan de habilidades decorativas para aprovechar su espacio. Se caracterizan por una distribución de los muebles en dos áreas, formando un ángulo de 90 grados. Además, es ideal para cocinas pequeñas, ya que si se aprovechan bien cada uno de los rincones, puedes conseguir que sea mucho más funcional.

Para garantizar tu propia comodidad, lo ideal es que sitúes el frigorífico en la esquina externa del lado más largo, ya que, en muchas ocasiones y debido a su gran volumen, resulta molesto a la hora de desplazarse por la cocina. Por su parte, el fregadero se suele localizar al lado contrario, en el extremo corto de la L, para así formar en esa esquina un buen triángulo de trabajo junto con los fuegos y las zonas de almacenaje.

Sobre los colores, en este tipo de cocinas tenemos más variedad sobre la que elegir, ya que el espacio ya no juega en nuestra contra. Los colores claros siguen siendo un punto a favor por su luminosidad, pero los podemos combinar con otra tonalidad más viva que le dé un carácter especial a nuestra cocina.

¡Comienza tu reforma!

¿Te gustan nuestras propuestas? ¡Anímate y dale un estilo propio a tu casa! Nosotros te ayudamos a reformar la cocina de tu casa garantizándote el mejor resultado. Así que, si quieres disfrutar de tu casa a la vez que cocinas, contacta con nosotros y convierte tu casa es algo realmente tuyo.